La Zona Franca en Nicaragua

por Paul Martin, Director, Instituto Henry George de Managua

La Zona Franca de Nicaragua, un empresa completamente privada, con "apoyo completo" del gobierno y las leyes de Nicaragua, ofrece un trato especial para los capitalistas que no otro lugar puede. Todo su negocio se presenta muy claro (en inglés) en su sitio de internet.

La mayor atracción de la Zona Franca, según sus dueños, es que ofrecen los salarios y rentas más bajos de Centroamérica. Lustran con orgullo que se pagan a los trabajadores menos que U$0.70 por hora con todos los beneficios incluidos (¡chocho!), notando el beneficio que Nicaragua tiene "una cuerpo de trabajo ansioso de conseguir trabajo."

Los dueños de la Zona Franca aseguran que los que pongan sus fábricas en la Zona Franca no tienen que pagar ningunos impuestos sobre importación, exportación, o ingresos y pueden expatriar todos sus ganancias con la buena vista del gobierno.

Dicen que la renta bajisima que la Zona Franca cobraban a sus clientes empresarios en1997 (que parece ser la última fecha de actualización del sitio) fue unos pocos U$3.90 por pie cuadrado por año. Con su total de espacio de 150,000 ft2, esto llegaba a unos $585,000 por año que los amos de la Zona Franca recaudaban para facilitar este lugar privado y privilegiado. Se supone y se ha confirmado por un amigo del autor de este artículo quien está en este momento instalando su fábrica en la Zona Franca, que la renta ha subido bastante con la mayor demanda para participación en la Zona hasta ser competitivo con los de los USA. El autor del presente todavía no sabe si los recintos de la Zona han sido extendio, pero también parece probable por el comentario del amigo empresario.

El sitio de internet de la Zona Franca menciona varias veces que el propósito de la Zona Franca es "desarrollar nuevos fuentes de empleo." Explican que "la preocupación principal de legisladores nicaragüenses es el 60% de desempleo" de Nicaragua. "Debido a esto, los operadores de la zona libre gozan de leyes que les proporcionan con los máximos libertades y beneficios" por su facilidad de operación y ganancia.

Examinando esta situación, es interesante averiguar quienes son los jugadores y que es su motivo para establecer y mantener esta Zona Franca. Presentan los beneficios de su negocio como una ventaja para la producción porque los empresarios dentro de la Zona no tienen que pagar impuestos y pagan salarios bajos. ¿Esto es una gran atracción, no? Los trabajadores ganan su salarios miserables, el gobierno no gana nada para las obras públicas, y los dueños de la Zona Franca ganan una renta creciente de monopolio exclusivo.

La Zona Franca es orgullosa de ser "100% privado." Todos los beneficios van a ellos con el desarrollo de la renta por el valor estratégico de su privilegio exclusivo de poder ofrecer a algunas empresas un trato también exclusivo en el país. La Zona Franca atrae sus clientes arendatarios con la bonita promesa de un ejército de trabajadores desesperados de trabajar por un precio absurdamente bajo. La renta sube pero los salarios tienen que mantener su nivel bajo para mantener la attracción de la Zona. Esto es el proceso universal en Nicaragua bajo el sistema de propiedad privada de tierras que está haciéndo inaccesible más y más tierras urbanas y rurales a la gente, esforzandoles a recurrir a empleos secundarios, terciarios y aun ilegales para sobrevivir.

¿Cómo sería si esta idea para atraer la inversión y estimular la producción a Nicaragua para "crear trabajo" si el gobierno fuera el dueño de la Zona Franca, cobrando la renta máxima de monopolio como impuesto público en vez de como tributo privado como actualmente? ¿Es muy sencillo adivinarlo, no? El sector público ganaría, los trabajadores seguirían trabajando como esclavos por un salario inadecuado y los dueños de la Zona Franca podrían buscar trabajos productivos, tal vez como administradores de la misma Zona Franca.

Y imagínate, ¿cómo sería si el gobierno realmente quisiera mejorar la vida de los trabajadores, digamos como un proyecto de locura, y se decidierion a compartir el impuesto de renta con los trabajadores por medio de cobrar menos renta y obligar mayores salarios para los trabajadores de la Zona, siempre guardando el equilibrio necesario entre la renta y los salarios para mantener el precio competitivo para atraer la inversión? ¿Además de atraer mejor calidad de trabajadores, y satisfacer mejor las necesidades legítimas de los trabajadores, ¿no haría la Zona aun más atractiva a los mismos inversionistas por ser más equitativa la distribución del producto? Porque a los inversionistas capitalistas, no les importa a quien se dé la renta, sino que sus trabajadores trabajen bién.

¿Y cómo sería si el gobierno, descubriendo que podrían duplicar este efecto por todo Nicaragua simplemente por extender la lógica de la Zona Franca más allá de los muros monopolizadoros a todo el país por hacer ley universal la abolición de todo impuesto que ahora mismo, con su notable apoyo a la Zona Franca, reconocen como una gran antipatía a la inversión y el trabajo productivo, y al mismo tiempo imponiendo un solo impuesto sobre el valor de la renta de la tierra según la demanda de su uso, el mismo impuesto que ellos permiten que unos pocos amigos privados cobren?

Así la Zona Franca es unos de los mejores ejemplos de como podría funcionar la recaudación y distribuión de un solo impuesto sobre el valor de la renta de la tierra que también, por abolir al mismo tiempo los impuestos negativos sobre la producción y comercio libre, libraría la fuerza productiva de ese "cuerpo desesperado de trabajadores" que ahora se frustra con el fin de mantener en horroroso exceso de deempleo para atraer inquilinos para unos pocos empresarios privados monopolistas.

Revolver al Curso