7. La Renta de la Tierra y el Ambiente

 
                

Hoy día, existe una gran preocupación sobre el ambiente natural - contaminación del aire y del agua, desperdicios industriales, el sobre-desarrollo, la destrucción de la naturaleza. Además, con la llegada de los problemas ambientales globales, el ambiente ya no es solo una preocupación local. "No en mi barrio ya no es posible en muchos casos.

Mucho de la destrucción ambiental está causada por nuestro sistema de terrtenencia. Mientras se crece una comunidad, áreas grandes se compran para la especualción. Esto resulta en un desarrollo que avance a saltos extremos con gentes siempre buscando las extremas para encontrar tierras de costo razonable. Así todas las condiciones necesarias para una población creciente se extienden mucho lo que las hacen más caras - el tranporte, los servicios de agua, electricidad, basura, telefono, los mercados y otras necesidades.

Si esta condición fuera corregida, la gente y las industrias podrían extenderse desde los centros poblados a una medida más normal, así evitando el desperdicio, el gasto excesivo, y la invasión prematura de la naturaleza.

El impuesto sobre el valor de tierras haría esta condición posible porque entonces la gente podría adquirir posesión de terrenos más cerca a los centros a un costo más bajo. Además, la gente podría gozar de las ventajas de la cultura urbana tanto como la proximidad a la naturaleza, en vez de como ahora, o enlatados en al ciudad o asentados tan lejos que los beneficios urbanos no están convenientemente accesibles. El problema ambiental se empeora donde la tierra está monopolizada a su peor extremo. En Brazil, se lamenta la destrucción de las selvas. Gente enlatadas en la favelas urbanas salen para trabajar estas áreas que no son apropidadas para la agricultura porque la mejor tierra agrícola está en manos de algunos pocos latifundistas. Una aplicación del impuesto sobre valores de tierras mejoraría esta situación. Las mejores tierras se harían disponibles y la gente no tendría que recurrir a las selvas naturales.

También encontramos que en los países de Africa, comunidades enteras son forzados por los grupos dominantes a ubicarse sobre tierra ociosa no apropiada para la habitación. La situación difícil de la gente desheredada se atribuye mucha veces a la alta población o el uso excesivo de la tierra, pero la causa real es el monopolio de la tierra.

Muchas veces, las medidas promovidas por los ambientalistas para mejorar la situación requeriría mucha regulación y restricción de la libertad del individuo, tanto como un nivel de observación y control que llegaría a ser muy difícil de mantener. Bajo el sistema de impuesto sobre el valor de tierras, con la eliminación de los otros impuestos, buenos estandardes ambientales serían mucho más fácil de obtener. Se podría confiar en un mayor sentido de control voluntario y observación por la comunidad, en vez de aumentar las regulaciones impuestas por el gobierno.

La gente está llegando a ser profundamente preocupada sobre las consecuencias de depender de combustibles de orígen fósil y esperan cambiar esta dependencia a fuentes de energía que menos contaminen tan pronto que sea factible. El sistema de impuesto sobre el valor de tierras daría un incentivo significante hacia este fin. Al estado corriente de tecnología, los recursos como el poder solar todavía no son competitivos en costo a los combustibles de orígen fósil. Sin embargo, las industrias de energía reciben varios subsidios indirectos, y las técnicas para usar carbón y petróleo han sido refinadas por más que cien años. Una causa mayor de esto ha sido la capacidad de ser dueño de las mismas fuentes potenciales de energía, en la tierra. ¡Pero no es posible ser dueño del sol! Ganancias del petróleo y del carbón vienen mayormente de la tierra, mientras tanto, ganancias de varias formas de energía solar vienen casi exclusivamente del capital. Un impuesto que recaude la renta de tierras, y elimine el cargo de impuesto sobre el trabajo y el capital, pondría la industria de la energía solar en un a posición más equitativa con las grandes - ambientalmente destructivos - industrias de combustibles de orígen fósil.

Los ambientalistas necesitan aprender el remedio del solo impuesto sobre el valor de la tierra como una medida para mejorar el ambiente.


El "Dover Jail Single Tax Club", parte de un grupo de "vagabundos degenerados" quienes viajaban por el estado de Delaware (USA) en los 1890's intentando convencer a los ciudadanos a adoptar el Solo Impuesto para el estado. Aunque estos "necios de la sociedad" fracasaron en su gran propósito, aparientemente lograron divirtirse bién. Una parte de su herencia, "la colonia del solo impuesto" de Arden de Delaware, prospera hasta hoy día.


 Continuar