¿Cómo dividimos los frutos del labor?

A la
Sociedad
Al
Individuo
Propuestas izquierdistas demandan que la sociedad logre justicia para distribuir la mayor parte de la riqueza. No se hace ninguna distinción entre la fuente de los ingresos (tierras, trabajo o capital), y los individuos controlan sólo una porción pequeña de la riqueza. En la mayoría de los casos esto ocasiona una gran medida de control social, y una "economía planificada."

Propuestas derechistas creen que la eficiencia requiere que más riqueza se quede en manos privadas (tampoco distinguiendo entre renta, salarios e interés), y que la sociedad o el gobierno debe recibir solamente el mínimo que necesita para los servicios necesarios, por ejemplo, el papel de "policía de tránsito." Esto implica dejar el manejo de la Economía a los privados interesados.
A la
Sociedad
Al
Individuo

A la
Sociedad
Al
Individuo
Propuestas del "del camino intermedio" buscar un "sistema balanceado" para dividir la riqueza y el poder entre los individuos y la sociedad. Pero no distinguen adecuadamente entre los ingresos merecidos ganados por la producción y los ingresos no merecidos ganados de la renta, y no definen bien las áreas distintas de la sociedad y el individuo. El resultado es una mezcla desordenada en que la eficiencia y la justicia siempre parecen estar en conflicto.

La propuesta georgista es diferente de estas ideologías en que hace una distinción entre los ingresos no merecidos de tierra (renta) y los ingresos merecidos ganados por el capital y el trabajo (salarios e interés). La renta va a la sociedad y los salarios y el interés van a los individuos que los ganaron con su trabajo y capital o inversión productiva.

Las distintas áreas apropiadas de la sociedad y el individuo se delimitan bien. La propuesta georgista alcanza la meta de los izquierdistas de seguridad y acción social, pero sin restringir la libertad individual. Logra la meta de los derechistas de obtener la libertad, pero sin privilegios y monopolio. Y alcanza un sistema balanceado buscado por los del "camino intermedio", pero de manera justa, no arbitraria.

Regresar el Curso